Así es la campaña electoral catalana 2010

Analizamos los spots de campaña de los partidos que concurren a las Elecciones del 28 de noviembre al Parlament de Catalunya

Así es la campaña electoral catalana 2010


El 28 de noviembre, los catalanes deciden su futuro político. Desnudos, orgasmos y videojuegos de caza-al-inmigrante han sazonado una campaña electoral antaño limitada a los mítines, visitas a mercados y besos a bebés. Vea ahora en TV Anuncios los spots y las estrategias de los partidos en estos comicios.

Cambio sexo por votos

El erotismo ha vuelto a hacer de las suyas en la campaña electoral catalana. No han sido uno, sino dos, los anuncios que se han valido del símil coital para lanzar sus mensajes.

El primero de ellos, el de Alternativa de Govern. En “El vídeo porno de Montserrat Nebrera” la cámara recorre los escenarios de un tórrido romance, mientras suenan gemidos de placer. Unos rótulos critican la corrupción política y la connivencia entre los grandes partidos y los medios de comunicación, que silencian la voz de formaciones pequeñas.

Con este vídeo, la candidata de Alternativa de Govern, Montserrat Nebrera, que aquí aparece desnuda tan sólo cubierta por una toalla, superó las limitaciones de visibilidad de su partido y consiguió dar a conocer su nombre entre los votantes.

El segundo anuncio pertenece a las Joventuts Socialistes de Catalunya, del PSC. Aquí sí vemos a la protagonista del singular orgasmo, una joven que se extasia al introducir su voto en la urna electoral, dando a entender que “Votar es un placer”. La papeleta es del partido socialista, pero el eslogan genérico puede ser una invitación a que los electores de cualquier signo político participen en los comicios del día 28.

Ninguno de los dos vídeos llegó a emitirse en los espacios de propaganda electoral de la televisión, aunque su objetivo era otro: asaltar los programas de noticias. Efectivamente, el ardid sirvió a su fin y ambos spots se han convertido en los más comentados de la campaña.

A por la victoria

Convergència i Unió será el vencedor seguro de las elecciones, según todas las encuestas. Por eso su principal enemigo en esta campaña es el exceso de confianza, que podría llevar a muchos de sus seguidores a permanecer en casa el día de la votación.

Para evitarlo, algunos de sus spots muestran testimoniales de ciudadanos relatando que entregarán su confianza a esta coalición. Pero la iniciativa más destacable es la pieza que simula un informativo de televisión, con un grafismo muy similar al del Telenotícies de la cadena autonómica TV3: el anuncio, de tono humorístico, muestra la noticia hipotética en la que CiU pierde las elecciones por una diferencia de sólo un voto, y a continuación hace mofa del elector que el 28 de noviembre se quedó en casa convencido de que su participación no era necesaria.

El spot, con difusión en Internet, permite a los usuarios personalizarlo con el nombre que deseen, favoreciendo así la viralidad de la iniciativa.

El voto catalanista…

Otro fenómeno que previsiblemente marcará estas elecciones es la atomización del voto independentista, hasta ahora concentrado en Esquerra. Las encuestas anticipan que los votantes castigarán a esta formación que hasta ahora ha formado parte del gobierno autonómico.

Partidos de reciente creación, como Reagrupament o Solidaritat Catalana, se presentarán el 28 de noviembre por primera vez a unas elecciones y anhelan recoger parte de los votos que pierda Esquerra.

Convergència i Unió apela a estos votantes con un anuncio que evidencia el absurdo de que grupos de catalanistas acaben enfrentados en facciones que defienden un ideario parecido. No obstante, la formación mantiene su característica indefinición, expresando sus ambiciones con paráfrasis o eufemismos como “futuro”.

Mientras, Esquerra ha lanzado un spot que refleja los sentimientos contradictorios que resumen sus cuatro años de gobierno “tripartito” en coalición: el idealismo de un sueño soberanista y el pragmatismo de una joven que se sacrifica para labrarse un futuro mejor. “Gent Valenta” comunica además el afán de impulsar un referéndum independentista en la próxima legislatura.

Y por su parte, el nuevo contrincante Reagrupament, surgido de una escisión de Esquerra, centra su campaña exclusivamente en la cuestión del soberanismo, con una pieza didáctica que explica que el derecho de autodeterminación de los pueblos está reconocido por Naciones Unidas, y otra de tono belicoso recordando que las discrepancias con Madrid tienen un siniestro trasfondo histórico.

…y el voto españolista

Los nacionalismos definen la rivalidad política en Catalunya. En estas elecciones todos los partidos se posicionan en un sentido u otro. Los que lo hacen contraponiéndose al nacionalismo catalán son el Partido Popular, con otro spot ambientado en un futuro hipotético (en este caso, los tiempos sombríos que depararía un gobierno de CiU preocupado por el soberanismo en lugar de por resolver los problemas económicos de los ciudadanos) y Ciutadans (que repite el concepto nudista que tanta repercusión y éxito le procuró en las elecciones anteriores).

El spot del PP muestra a un hombre que lee, desazonado, las noticias sobre consultas independentistas y permisividad ante el fenómeno de la inmigración, mientras él se ve incapaz de conseguir un empleo. En una versión distinta del mismo vídeo, el titular del diario alude a la cifra de desempleados.

Por otro lado, el anuncio de Ciutadans lo protagonizan personajes represaliados por las políticas que dan prioridad al uso de la lengua catalana en situaciones que han copado titulares, como la rotulación de negocios y la educación infantil.

Ilusión de izquierdas

Las formaciones que más empeño han puesto por transmitir un mensaje de progreso social son el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC-PSOE) e Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV-EUiA).

El primero habla del esfuerzo en su spot, a partir de la narración de un joven que de día trabaja como mensajero recorriendo la ciudad y de noche acude a clase para mejorar su valía profesional. La pieza se refiere a la carrera de Josep Montilla, presidente de la Generalitat con raíces andaluzas.

El segundo partido habla de vencer la resignación, con un discurso que alude a los responsables de la crisis económica. Los votantes de Iniciativa son una base pequeña pero muy militante y comprometida con la realidad social, por lo que esta campaña va destinada a asegurar su participación en las elecciones.

Las alternativas

La corrupción política y los privilegios de unos pocos ante la crisis han llevado a un gran descontento entre los electores. La abstención será probablemente el gran titular en las elecciones del 28 de noviembre, pero ante ella aparece una constelación de siglas con intereses diversos que ofrecen una alternativa a la actual distribución de partidos.

En total 31 partidos políticos concurren a estos comicios, 25 de los cuales no tuvieron representación en el Parlament en la anterior legislatura. Los hay ecologistas (Els Verds), regionalistas (Partido Castellano, Partido Aragonés), de ultraderecha (Falange de las Jons, Partit per Catalunya), de izquierda radical (Por un Mundo Más Justo, Des de Baix) o frívolos (la Coordinadora Reusenca Independent propone en sus listas al travesti Carmen de Mairena).

Algunas formaciones se presentan a las elecciones defendiendo causas concretas: desde las reivindicaciones agrícolas (Pagesos per la Dignitat Rural Catalana) hasta la defensa de los animales (Partido Antitaurino), los valores tradicionales (Família i Vida) o los derechos de los internautas (Pirates de Catalunya).

Incluso los hay sin siquiera interés por gobernar, como Escons en Blanc – Ciudadanos en Blanco. Su programa consiste simplemente en denunciar que muchos ciudadanos no se sienten representados por ninguna opción y abogan por un Parlament de escones vacíos.

El spot electoral de esta formación, además, es una excepción en el repertorio de anuncios anodinos que caracteriza a los partidos minoritarios. Mientras otras formaciones se limitan a emitir precarias animaciones con fotografías (al estilo de los Powerpoints), Escons en Blanc ha sabido aprovechar la oportunidad que ofrecen los espacios gratuitos de propaganda electoral en las televisiones públicas, para hacer destacar su mensaje con una creatividad que parodia los anuncios de detergentes.

Así pues, con un ramillete de opciones tan amplio, si usted es votante en estas elecciones catalanas, sin duda encontrará unas siglas con una promesa afín a sus preocupaciones. Las políticas sociales, la identidad nacionalista y la actitud ante la inmigración serán algunos de los argumentos para decantarse por una opción. Y de entre todas puede haber alguna que le animará a participar en la gran fiesta de la democracia.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.