Vea todos los anuncios de la Navidad

Algunas campañas de publicidad se han convertido en tradiciones típicas de la Navidad. Véalas todas aquí en TV Anuncios

Vea todos los anuncios de la Navidad


La Navidad es la fiesta que celebra el nacimiento de Jesucristo. Aunque nuestra sociedad podría considerarse pagana, ya que venera símbolos (marcas comerciales) distintos del Hijo de Dios, lo cierto es que utiliza la principal fiesta cristiana como motivo para el ritual que mejor la define: el consumismo. Algunas empresas han conseguido introducirse en esta exaltación y ya forman parte de la tradición navideña. Vea sus campañas ahora en TV Anuncios.



El turrón

Hay productos que se han resignado a ser devorados en Navidad y desaparecer el resto del año. Es el caso de los turrones, un dulce de miel y almendras típicamente español, que en estas fechas del año comparte estanterías con mazapanes y mantecados.

Algunos fabricantes han convertido su publicidad en acontecimientos por sí mismos y en encarnaciones del espíritu navideño: la reunión con los seres queridos (El Almendro), el lujo servido en la mesa (1880), la magia chocolateada de Santa Claus (Suchard).

Y si el dulce siempre es un alimento festivo, los bombones son otro producto imprescindible en los menús y los lotes de obsequio navideños (Nestlé Caja Roja, Delaviuda, Lindt, Zahor…).



El brindis

Mientras tanto, el cava ha luchado para desembarazarse de tan marcada estacionalización, convirtiéndose en la bebida para brindar en toda clase de celebraciones. No obstante, este vino espumoso vive cada año su máximo apogeo con el estreno del spot de Freixenet, marca que invita a personajes de fama internacional para que brinden por las fiestas y los meses por venir. En esta edición es la cantante colombiana Shakira la encargada de desearnos los mejores augurios.

Otras bebidas que ven crecer su consumo en Navidad son las sidras (El Gaitero) o los licores de crema (Baileys, Barceló Cream).



La suerte

La Navidad eterna empieza para unos pocos el 22 de diciembre, cuando se celebra el Sorteo Extraordinario de la Lotería. Aunque los décimos se ponen a la venta en julio, con la consiguiente campaña en medios de exterior (“¿Y si cae aquí?” es el cebo de la ONLAE para que los turistas compren participaciones en sus sitios de veraneo), el momento culminante llega cuando se emite el spot navideño.

Este año el territorio creativo de la campaña es el mundo de los cuentos. La idea de instalarnos en un universo en el que volvamos a ser niños entronca con el misticismo de fantasía e inocencia de estas fiestas, y también con el gesto del consumo de la lotería, que es jugar.

El Sorteo de Navidad no es nuestra única oportunidad para salir de pobres en estas fechas. El Sorteo del Niño, que se celebra el 6 de enero, pone el colofón a los días más ilusionantes.



Los juguetes

Con los Reyes Magos, Papá Noel, el Olentzero vasco y el “cagatió” catalán, parecería que no habrá juguetes suficientes en el mundo para que los niños completen tantas listas de deseos.

Pero no se crea. A la tradición de fabricantes de muñecas valencianos (Famosa), añada la oferta multinacional (Mattel), las franquicias (Bizak), los juegos de mesa (Hasbro), los didácticos (Educa) y los muñecos de acción (Bandai).

Tenga la seguridad de que desde los cero años (Playskool, Chicco, Fisher-Price) hasta los cien, cualquier edad tiene sus “juguetitos”, incluyendo las videoconsolas, los videojuegos y cualquier otro gadget.

Así que puede conformarse con el tópico de que el mejor regalo de la Navidad es ver la cara de ilusión de los niños, o puede asegurarse de que todos en la familia reciban su obsequio, aunque se trate de algo tan socorrido como ropa interior o un perfume.



El corazón

La publicidad nos ofrece saciar la víscera que más trabaja en Navidad: el corazón. Que no sólo sufre por causa de los subidones de colesterol que le infligimos en las comidas familiares, sino también por las emociones que desatan las fiestas.

ONGs de todo tipo lanzan llamadas a la solidaridad, apelando al espíritu de generosidad que impregna la Navidad. La mayoría de anuncios cuenta con la presencia de personajes famosos o de prestigio: Unicef con Pau Gasol, Ayuda en Acción con Jose Coronado y su hijo, Médicos Sin Fronteras con el desaparecido Luis García Berlanga, World Vision con Benito Zambrano como director… Aunque la cantidad de rostros conocidos se extiende en una constelación de entidades y siglas.

Algunas campañas se han convertido en eventos típicos de la Navidad, como La Marató de TV3, el programa de captación de donativos que la televisión autonómica catalana emite con gran éxito desde hace casi 20 años. Su objetivo es ayudar en la investigación científica de enfermedades hoy incurables, en esta ocasión las lesiones medulares y cerebrales adquiridas.



Y todo lo demás

La Navidad ha arraigado muchas otras tradiciones publicitarias, y viceversa: el propio Santa Claus nació de los carteles de Coca Cola. Ahora, sus spots son esperados cada año por sus historias de dulzura chispeante. El último está ambientado dentro de una bola de cristal donde nieva al agitarla.

Otras marcas también nos acercan en estas fechas sus felicitaciones navideñas: Telefónica (ahora Movistar), Iberia, Schweppes, El Corte Inglés… Ilusión, fiesta y magia son los ingredientes para sus postales más especiales del año. La publicidad aprovecha la emotividad de estas celebraciones para dirigirnos su mensaje. Al fin y al cabo, la Navidad también empezó con un anuncio, el de la Estrella de Belén.


¡El equipo de TV Anuncios le desea Feliz Navidad!


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.