Flex mete a una pareja 40 días en la cama

La singular iniciativa, ideada por Sra. Rushmore, se retransmitirá en directo para reivindicar el movimiento “Slow”

Flex mete a una pareja 40 días en la cama


“Slow” significa ‘despacio’ en inglés. Y en este mundo que es todo lo contrario, el término lo ha acuñado un colectivo que reclama escapar de la vorágine social y vivir a otro ritmo. Los ideales de este movimiento son el punto de partida para la nueva campaña de Flex, “40 días en la cama”.

Iván Martín y Camy Lázaro son las dos personas que pasarán este tiempo habitando un dormitorio. Su experiencia se retransmitirá en directo las 24 horas a través de Internet. La pareja recibirá invitados a diario, que expondrán ejemplos de cómo aplicar la filosofía “Slow” a ámbitos como el turismo, la educación, la belleza o la gastronomía.

En la iniciativa creada por Sra. Rushmore, el colchón del nuevo modelo Flex BioCeramics es el elemento central, como símbolo del tercio de nuestras vidas más íntimo y placentero. Pero a partir de ahí, la “encamada” expande su objetivo, para reivindicar el derecho de los individuos a ser dueños de nuestro ritmo vital.

“40 días en la cama” sigue la estela de campañas anteriores de Sra. Rushmore para Flex, como la premiada “Waira”, que mostró la grabación de un parto real en la cama conyugal. Esta nueva acción avanza en la estrategia de conectar la marca con “la realidad y las inquietudes personales y sociales de su público”, explicó Carlos Alija, director creativo de la agencia.

“Además este proyecto nos ha permitido reafirmarnos en la importancia de colaborar con el anunciante desde la propia concepción del producto, en este caso, en el diseño creativo y enfoque comercial de la nueva gama de colchones Wellness Bioceramics”, afirmó Alija. “Creo que la comunicación de las marcas tiene que pasar del “contar” al “hacer”, a materializar sus valores no solo en claims que se lleva el viento, sino en acciones que generen debate e inviten al consumidor a tomar una postura. Ante el producto, ante la marca y ante la vida”.

El movimiento “Slow” nació en los años 80 en Italia como oposición al auge de la comida rápida. La actitud se implantó pronto en otras facetas de la sociedad, para tomar conciencia de nuestro uso del tiempo y priorizar las actividades que más llenen el desarrollo personal.

La emisión en directo de “40 días en la cama” puede seguirse en su página web y en redes sociales.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.