Se le va la pinza a Balay

Una guerra con pinzas de tender la ropa es la divertida idea de Remo para la última campaña de las lavadoras Balay

Se le va la pinza a Balay


A Balay se le ha ido la pinza, en sentido figurado y literal, con su última campaña creada por Remo. Todo empieza cuando uno de los mayordomos de Balay, los personajes que han sido eje de su concepto creativo durante los últimos años, comete la travesura de lanzar una pinza a su compañero. Al devolver el ataque, otra pinza vuela por el balcón hasta la casa de la vecina y desata una disparatada guerra callejera.

Con tan inocente objeto como arma, la escalada bélica alcanza el delirio cuando vecinos y transeúntes se entregan al juego con fervor, usando las sillas y mesas de un bar a modo de escudos. Y pierde toda la lógica, es decir que a los creativos de Remo se les va definitivamente la pinza, al aparecer en la escena elementos tan chocantes como un individuo disfrazado de gallina, que hace un gesto de que tampoco está entendiendo nada.

El surrealismo se ha apoderado de las calles y, mientras, ajena a todo permanece la ama de casa en cuyo hogar comienza la acción. Ese es el beneficio de la campaña, la tranquilidad de poseer una lavadora-secadora Balay. El spot explica de forma genial que con este electrodoméstico ya no necesitamos tender la ropa así que las pinzas, desposeídas de su función, se convierten en juguetes, en la excusa para dejarnos llevar y divertirnos como niños. Una liberación comparable a la de olvidarnos para siempre de esa tarea doméstica.

La idea la desarrollaron Pablo Torreblanca y José Luis Moro como directores creativos de Remo, y la ha ejecutado Enrico Trippa como realizador para Sopa de Toro. La campaña se puso en marcha la semana pasada en televisiones nacionales y prensa y se complementa con una promoción de descuento al entregar la lavadora vieja.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.