¿Aún no le ha adoptado ningún pueblo?

Aquarius culmina su campaña “Pueblos” en la que propone a los urbanitas que se dejen adoptar por algún núcleo rural

¿Aún no le ha adoptado ningún pueblo?


Qué bonito nacer, vivir, ser de ciudad. Si eres de aquí lo tienes todo, hasta que llega un puente y miles de personas gritan: ¡me voy a mi pueblo! Y tú, que nunca has tenido pueblo, sientes ese vacío infinito, te sientes huérfano”. Si usted se identifica con esta situación, enhorabuena, al fin alguien ha resuelto su necesidad: es Aquarius y su campaña “Pueblos”.

La acción ideada por Sra. Rushmore se dirige a todos los urbanitas que echan de menos unas raíces rurales. La propuesta de la marca consiste en poner en contacto “a pueblos que necesitan gente y a gente que necesita pueblos”, tal como se explica en el spot inicial.

Los candidatos pueden apuntarse en la web de Aquarius, donde obtendrán su diploma de “hijo adoptivo Aquarius”. Pero la campaña va más allá de un gesto simbólico, y ofrece descuentos en hostelería, ocio y alojamiento en pequeñas localidades de la geografía española. De este modo, facilita que el afán por pertenecer a esa rústica comunidad se convierta en una visita real.

Y le recibirán con los brazos abiertos. Porque los lugareños son gente hospitalaria, tal como se muestra en la segunda fase de la campaña. Además, al exhibir el diploma, los urbanitas disfrutarán de descuentos en bares, restaurantes y hostales, un aliciente más para conocer en persona a la colectividad que nos ha apadrinado.

Para esta iniciativa, la agencia ha seleccionado 50 pueblos de menos de 2.500 habitantes, uno por cada provincia, si bien que otras localidades pueden pedir ser añadidas a la lista. Peñacerrada (Álava), Bàscara (Girona), Zarzalejo (Madrid) o La Villa de Hermigua (Tenerife) ya forman parte de la promoción.

Pasear por nuestro pueblo de adopción y charlar en la plaza con sus habitantes es el plan que nos espera al alcanzar nuestro destino, de modo que ya no sentiremos más envidia cuando escuchemos las anécdotas de vacaciones en el pueblo de nuestros amigos. El objetivo de Aquarius con esta campaña no se limita a resolver la “injusticia” que padecen los ciudadanos de las conurbaciones capitalinas: también busca ser una ayuda para impulsar el turismo rural en tiempos de crisis.

La campaña se estrenó el pasado mes de junio con inserciones en televisión, radio y cine. Su segunda fase continuó, en julio, con el lanzamiento de nuevos spots y dos aplicaciones para Facebook, “Lustromatic” y “Sabio”.

Hasta el momento más de 400.000 personas han visitado la web de la promoción y más de 30.000 se han apuntado para ser adoptados. La estrategia creativa de la campaña, como las anteriores de la marca, tiene como eje el concepto de que “el ser humano es extraordinario y puede cambiar aquello que se proponga”.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.