La Super Bowl bate récords

Todos los anuncios emitidos en la Super Bowl 2014 y 2013 están en este especial de TV Anuncios

La Super Bowl bate récords


Felices, así se habrán sentido los directores de marketing de las marcas que se anunciaron en las pausas de la edición XLVIII de la Super Bowl, y los creativos de las agencias que dieron forma a esos anuncios y los planificadores de las centrales de medios que contrataron esos espacios. Todos pueden ver ya la recapitulación del fruto de sus trabajos en este especial de TV Anuncios que, para seguir nuestra particular tradición, incluye también los spots de la edición anterior.

Felices se sentirán porque este 2 de febrero la señal retransmitida por el canal FOX batió el récord histórico de audiencia del mayor evento deportivo de Estados Unidos. 112,2 millones de telespectadores siguieron el encuentro entre los Seattle Seahawks y los Denver Broncos. Es el dato que aporta la NFL, la liga de fútbol americano, cuyo título se jugaban en una final en la que además de deporte y publicidad también hubo una media parte amenizada por Bruno Mars y Red Hot Chili Peppers.

Pero agridulce habrá sido el éxito de los anunciantes (la victoria futbolística fue por paliza -43 a 8- para el equipo del estado de Washington), porque sus propuestas tuvieron que luchar contra las redes sociales, que es el lugar donde la atención de los televidentes recaló a cada descanso. Es lo que se llama “la segunda pantalla”, es decir el simultanear ver el partido en televisión con comentarlo usando el móvil o la tablet.

Durante la retransmisión se enviaron en Twitter 25 millones de mensajes relacionados. Los expertos señalan que para que triunfe una campaña en la Super Bowl, esta debe coordinarse con contenidos exclusivos en Twitter y Facebook, además de acciones para hacer ruido antes y después del partido.

A pesar de todo, ni esa atención dispersa entre medios ni el ambiente de desgana que creció a medida que el partido se volvía más aburrido, habrán podido restar repercusión a las campañas de la Super Bowl, porque precisamente los bloques publicitarios eran uno de los grandes alicientes para comentar el partido. Y eso justifica los 4 millones de dólares que, según Forbes, costó de media cada inserción de 30 segundos durante la retransmisión. Bloomberg también destaca que, pese a que en los últimos años el coste de las inserciones ha subido más que la audiencia, la final de la Super Bowl sigue siendo un evento deportivo competitivo en términos publicitarios.

Vayamos a lo esencial: ¿cómo fueron los anuncios de la Super Bowl de 2014? Entre los más comentados, destaca el de Coca Cola, que ofreció un himno multicultural a la bandera norteamericana, y el de Maserati, la marca de lujo de Fiat Chrysler que contrató 90 segundos aunque el coche apenas aparecía unos instantes en el spot.

El anunciante favorito de la audiencia según la célebre encuesta de USA Today, fue Budweiser, que destacó con la historia de amistad entre un perrito y un caballo. Entre las marcas que tampoco faltan nunca a la cita de la Super Bowl, sañalar a Chevrolet, que lanzó un emotivo mensaje para los que luchan contra el cáncer. Otra marca de automóviles, Chrysler, contrató a Bob Dylan para ensalzar el origen americano de los vehículos. Y en el caso de Toyota, una fantasía promovida por los Muppets se convierte en el aliciente de montarse en sus coches.

Y entre los muchos personajes famosos, contamos a Scarlett Johansson (con un polémico spot para SodaStream que empezó siendo criticado porque la actriz prestara su imagen para una empresa que tiene una fábrica en un asentamiento ilegal ocupado por Israel en territorio palestino, lo que la llevó a dejar de ser embajadora de la ONG Oxfam; y que acabó censurado por mencionar en tono lastimero las marcas de refrescos de la competencia), y a David Beckham (repitiendo para H&M en el considerado “primer anuncio comprable” de la Super Bowl por incluir una función interactiva que permitía comprar desde ciertos televisores los artículos mostrados), a Bruce Willis (abrazando a Fred Armisen en un mensaje de seguridad vial para Honda), a Ellen DeGeneres (bailando al son del servicio musical Beats Music) y a Stephen Colbert (el cómico se estrenó en la Super Bowl promoviendo el consumo de frutos secos).

Celebridades, escenas espectaculares, mensajes patrióticos, parodias de cine, una pizca de erotismo…, son ingredientes de la publicidad en este evento, como también lo es el humor: en spots como el de Volkswagen en el que vemos cómo les crecen alas de ángel y arcoiris en el culo a los ingenieros de la marca; o en los de Doritos con su infantil máquina del tiempo y un niño vaquero.



Super Bowl 2013: muchas luces y un apagón

Hace un año, la final de la NFL obtuvo aceptable resultado de audiencia en la CBS, con 108,7 millones de espectadores calculados por Nielsen. La Super Bowl XLVII dio la victoria a los Baltimore Ravens sobre los San Francisco 49ers, aunque la atención durante el acontecimiento también se la llevó el apagón eléctrico que padeció el estadio, un suceso que triplicó en comentarios en redes sociales la repercusión de la final del año anterior.

La sensación de la Super Bowl de 2013 fue el spot de Budweiser que mostraba la amistad entre un caballo y su cuidador, así como su reencuentro años después. El protagonista es un Clydesdale, una raza de caballo que la marca de cervezas ha hecho suya ya que mantiene unos establos con su propia estirpe y los ha popularizado usándolos en desfiles y anuncios de televisión.

La pieza fue valorada como la inserción publicitaria más eficaz de la retransmisión, según Ace Metrix. También fue la vencedora en la encuesta de USA Today.

En esa encuesta, el clásico Ad Meter, también destacó el spot del detergente Tide (“Mancha milagrosa”, además número 1 en repercusión positiva en redes sociales según la agencia digital WhisprGroup), los dos emotivos homenajes de Chrysler (el primero dedicado al mundo rural, “Granjeros” para el todoterreno Ram Truck; y el segundo a las familias que reciben a los soldados que regresan al hogar, en “De nuevo juntos” para Jeep), Doritos (con dos spots: “Padre a la moda” y “Se vende cabra”) y Kia (con su surrealista explicación de de dónde vienen los recién nacidos, en “Bebés espaciales”).

Por otra parte, también consiguió gran repercusión el spot de Taco Bell: un grupo de ancianos se fuga de la residencia para vivir una noche loca. El concepto, resumido en el claim “Live Mas”, propició que eligieran como banda sonora una versión espanglish de la canción “We Are Young Plays” de la banda Fun.

Otros spots no tuvieron tan buena acogida. El proveedor de alojamiento en Internet Godaddy.com había cosechado muchos éxitos con sus campañas erótico-festivas protagonizadas por sus pilotos de Nascar, pero en 2013 cambió de estrategia. El beso de la modelo Bar Refaeli con un “friki” informático acabó repudiado por la audiencia y el spot fue el que acumuló más comentarios negativos.

También en el capítulo de las controversias, volvemos a mencionar Sodastream, el fabricante de aparatos para elaborar refrescos caseros. Porque antes de que le censuraran el spot de Scarlett Johansson, ya en 2013 vio cómo le prohibían otro anuncio: la CBS no admitió la imagen de botellas de las marcas de la competencia estallando y tuvieron que emitir una versión en la que no se mencionara ni a Pepsi ni a Coca-Cola.

2013 fue el año para la despedida de E-Trade, el corredor de bolsa en Internet que alcanzó fama durante 7 ediciones con sus anuncios protagonizados por bebés. En cambio, esta edición vio el retorno de un anunciante largamente ausente: Ford. Lo hizo para relanzar su marca Lincoln.

Por último, como curiosidad destacar el anuncio de Coca-Cola, “Cámaras de seguridad”, que fue una creación de Young & Rubicam Argentina.



Vea todos los spots de la Super Bowl de 2014 y 2013, y también los especiales de TV Anuncios sobre las finales de 2012 y 2011, la final de 2010 y la recopilación de 2009.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.