Entre en la horrible prisión de facturas

…Y salga de ella. Es la genial idea de TDH, del grupo McCann, para explicar el servicio de Gedesco que avanza a empresas sus facturas pendientes de cobro

Entre en la horrible prisión de facturas


“¡No debería estar aquí!”, se lamenta la última víctima de la crisis en el mundo de las empresas. “Eso decimos todas, pero aquí da igual el tipo de factura que seas”, le replica su nuevo compañero. En una celda. Con un traje de rayas.

La campaña que TDH ha lanzado para el servicio de factoring de Gedesco tenía que explicar de forma comprensible el beneficio de un producto financiero y demostrar la empatía de la marca con el sufrimiento de muchos empresarios, que se sienten asfixiados por el retraso en el cobro de sus facturas. El resultado es un spot que lo consigue con brillantez.

Y con sencillez, originalidad, humor y un notable casting. Con la historia de unas facturas personificadas en reclusos. Esa prisión representa el famoso “cajón de las facturas pendientes” que muchas empresas y administraciones morosas mantienen sin abrir.

Para protegerse contra la mora en importes por ventas ya satisfechas, el factoraje de Gedesco permite a los empresarios anticipar su cobro. Y como en la situación de un presidiario la llamada a su abogado es lo que le puede sacar de entre rejas, en esta campaña el protagonista habla con un agente de la marca para conseguir la libertad.

La acción la ha desarrollado TDH, del grupo McCann Worldgroup, bajo la idea creativa de Gonzalo Robledo y Luis Herranz. El realizador Carlos Aguilera se ha encargado del rodaje junto con The FilmHouse, productora de la agencia. La campaña se emite en televisión e Internet, con versiones de 30 y 20”.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.