KFC es comer y sentir que ha comido

La marca lanza de mano de la agencia China un menú de 5 productos por 4 euros destacando su efecto saciante

KFC es comer y sentir que ha comido


Dicen que “el que tiene hambre en pan piensa”. Y en eso debía andar pensando el equipo de China que ha creado la nueva campaña de KFC a propósito de su menú Give Me Five. La idea central es que algunos almuerzos no nos dejan repletos, pero este menú sí.

O como se apunta en los anuncios: “Si has comido y estás pensando en comida, es que no has comido”. El razonamiento es que esta propuesta incluye 5 productos, además de que “al tener un gran aporte proteico”, explica la agencia, “resulta muy saciante y quita el hambre de todo el día”.

Si le informamos que el menú Gime Me Five de KFC cuesta 4 euros le sonará muy bien, pero lo mejor es el modo en que China ha desarrollado su argumento de venta: mostrándonos una descacharrante conversación en la que los actores no se quitarán la comida de la boca hasta que no logren sacarse el hambre del estómago.

Los ingeniosos diálogos consisten en una sucesión de expresiones relacionadas con los ágapes y los manjares, aunque en realidad los temas en discusión son bien distintos. Los protagonistas son un mecánico que reprende a su aprendiz en el primer spot y un ejecutivo feliz porque está a punto de firmar un importante contrato, en el otro.

La campaña continúa la estrategia de transmitir una imagen cercana y que empatice con el consumidor, iniciada en mayo del año pasado. Los dos spots, “Taller” y “Taxi”, los ha rodado Augusto Zapiola para Puente Aéreo. Además de anuncios de televisión de 20 y 10”, también se ha planificado una campaña de cuñas.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.