Bob Dylan en el 15 aniversario de ING

El célebre cantante protagoniza el nuevo spot con el que ING Direct celebra sus 15 años en España

Bob Dylan en el 15 aniversario de ING


Corría el año 1966, el joven Bob Dylan había emprendido su primera gira mundial. En una escala en Londres, unos carteles llamaron su atención e improvisó un poema entre surrealista e irónico. “Busco un sitio para bañar a mi pájaro, comprar mi perro, recoger mi corte de pelo. ¡Busco un sitio que recoja mi comisión, venda mi perro, queme mi pájaro…!”, exclamaba el cantante mezclando los mensajes y bailando en la calle.

La escena la grabó su representante y en 2005 Martin Scorsese recuperó aquella cinta para su documental “No Direction Home”. Ahora por primera vez esas imágenes aparecen en un anuncio, como parte de la campaña para celebrar el 15 aniversario de ING Direct. La idea ha partido de Sra. Rushmore.

El mítico cantautor es el protagonista del spot con el que la entidad estrena su nuevo claim, “People in progress”. El concepto supone un salto estratégico para la marca, siendo una alegoría de la actitud de los clientes de ING Direct, creativos, transgresores, como la imagen de Bob Dylan.

“ING Direct ha llegado a un momento de madurez”, señala César García, director creativo de Sra. Rushmore y responsable de la campaña, a TV Anuncios. “Fresh Banking presentó la entidad como un nuevo modelo de banca” y ahora, con la marca establecida y con tres millones de impositores en España, el posicionamiento es “contar la filosofía que mueve al banco, que es favorecer a la gente, ayudar a sus clientes”.

Acerca de la elección de esa secuencia de Bob Dylan para expresar los objetivos de comunicación de la campaña, García explica que “quería contar esa vocación de llegar a un sitio y replantearse lo que hay”, en referencia a la implantación de ING en el mercado y a la actitud inconformista de sus clientes. “Quería que la campaña positivizara a aquellos que protestan”.

La escena reproducida en el anuncio resume en un momento mágico esos valores, y apela a los espectadores con la frase: “A todos aquellos que se replantean las cosas”.

Pero ¿cómo ha sido posible? ¿El músico más famoso del pacifismo y el discurso contracultural anunciando un banco? La presencia de Dylan en esta campaña ha desatado un gran revuelo entre los televidentes. En las redes sociales muchos seguidores han comentado esa participación, debatiéndose entre críticas al intérprete por “vender su alma” y halagos a la marca por su innovadora campaña.

Lo cierto es que Bob Dylan ya había cedido imágenes suyas para otras acciones publicitarias e incluso participa en ejecuciones recientes, como el spot de Chrysler que se emitió durante la última Superbowl.

De hecho, el mayor reto para que esta campaña haya visto la luz ha sido, según señala César García, el largo proceso de negociación durante más de cuatro meses, hasta que Bob cedió los derechos para usar su grabación.

Y más allá de la controversia, la reacción de la audiencia al spot ha sido muy favorable, por la forma inspiradora en que comunica su mensaje. “Es un anuncio valiente”, resume García las opiniones que le han llegado. O en sus propias palabras: el spot “pulveriza el bloque publicitario”.



Cinco minutos: el adiós al “Fresh Banking”

La campaña con Bob Dylan significa un cambio importante en el tono de la comunicación de ING Direct. Su última acción previa fue “5 minutos”, un spot que destacaba lo fácil que es trasladarse a otro banco y empezar a disfrutar las ventajas de ING.

En el anuncio se suceden pequeñas escenas en las que, con unas pocas palabras, da un giro la vida de sus protagonistas: el joven que revela a sus padres que tiene novio, el anciano que se reconcilia consigo mismo pidiendo perdón a un compañero de la infancia, la chica que se replantea su futuro profesional…

Todas esas confesiones son gestos de valentía, honestidad y de coherencia con los propios valores. Y todas son decisiones que suponen una transformación vital, que en el spot se asimilan con lo que supone pasar a ING Direct: un gran cambio.

La pieza televisiva la rodó Iñaki Gil con producción de Tesauro. Se trata de la campaña con la que se despide el concepto “Fresh Banking”, el claim ideado por Sra. Rushmore que había ido desarrollando en la comunicación de la marca desde finales de 2006 hasta hoy.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.