El poder de un Qé

La estética y la rompedora comunicación de una promesa son los puntos fuertes de esta campaña de Remo para Qé de Panrico

El poder de un Qé


“Qué” es una conjunción que, puesta entre interrogantes, sirve para interpelar a nuestro interlocutor en una charla informal, o como sustituto algo tosco al “Por favor ¿me podrías repetir eso último que has dicho?”. Lo que no sabíamos es que su uso repetido podría tener un efecto tan poderoso como el que muestra la última campaña de .

A nadie le sale tan bien pronunciar un “qué” como a un adolescente que nos desafía con una mirada entre atolondrada e insolente. Un “qué” o tres, que es en lo que andaba pensando el equipo de Remo que firma esta divertida tanda de spots.

“El poder de un Qé” se manifiesta en tres historias: el chico que para ver a su amiga debe sortear a un hermano malcarado, el que recibe una mala nota en la clase de química y el que masajeará a su compañera lesionada. Con desopilante resolución, las tres escenas concluyen cuando los protagonistas consiguen transformar la realidad a su placer, invocando la interjección mágica.

La campaña para la marca de Panrico se desarrolla a partir del claim “Cómete el mundo con Qé”. El humor ayuda a acercar “situaciones muy cercanas al público joven al que va dirigido pero tratadas de una manera rompedora e impactante”, destaca Remo en una nota.

Y de manera destacada, también la estética: desde el juego del plano-contraplano que enfatiza el poder del personaje que levanta una mano con el producto anunciado, hasta la preponderancia de colores pastel para ilustrar el tono irónico de los spots. El realizador Allan Batievsky es el responsable de las piezas, con la producción de Story.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.