Maldito frío, bendito Cacaolat

“Porque lo mejor del frío es entrar en calor... Ahora, Cacaolat caliente”, reza la nueva campaña de JWT para la marca de batidos

Maldito frío, bendito Cacaolat


Estamos en el corazón del invierno, el frío de verdad ya ha llegado y aquí tiene el elogio de Cacaolat a la estación blanca. Aunque la campaña, creada por JWT, empieza enumerando todas las adversidades hivernales: ese frío de (léase castañeteando los dientes) m-i-l d-e-m-o-n-i-o-s, el sufrimiento por lucir guapos en cada centímetro de piel que ponemos al descubierto, las esperas heladoras en la parada de autobús, nuestros ojos que sangran cuando vemos los ridículos abrigos para perros

El elemento central de la campaña es un spot televisivo para difusión nacional, titulado “Maldito frío”. En él se dramatizan humorísticamente las situaciones cotidianas que debemos soportar cuando las temperaturas marcan mínimos. La conclusión es que cuanto más espantoso es el frío, más reconforta entrar en calor: con amigos y con Cacaolat caliente.

Simultáneamente, se ha introducido el nuevo ‘brand message’ de la marca, “Ahora, Cacaolat”, que contiene un enfoque emocional (reunirse con los amigos en un bar, pasar buenos momentos juntos) y a la vez, funcional (en este caso, que la bebida se puede consumir caliente, adaptándose a la época del año), tal como señala la agencia en una nota.

La producción del anuncio ha ido a cargo de Sleepers, bajo la realización de Augusto de Fraga y la dirección creativa de Óscar Galán y Luís Díez por parte de JWT. La música es la canción original “Enjoy the here and now”, compuesta para la ocasión por Chema Pérez de Boo-Boo’s Music

El rodaje transcurrió en Manresa y en el célebre bar Adonis de Barcelona, evocando así el momento de consumo “de una manera fresca y desenfadada enmarcándola en el bar, el canal tradicional de Cacaolat”.

El spot se estrenó en televisión el 18 de enero, con una versión de 40” para el perfil de la marca en Facebook. La campaña incluye además acciones en el medio exterior… aunque donde apetece estar es al otro lado del escaparate, con un Cacaolat caliente en las manos.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.