La vuelta al mundo de Phone House

Casanova Comunicación organiza una actividad de motivación para los empleados de la compañía, consistente en correr 40.000 kilómetros entre todos

La vuelta al mundo de Phone House


Phone House deseaba poner en marcha una actividad motivacional y que uniera al equipo y la respuesta ha sido una campaña de comunicación interna organizada por Casanova Comunicación: el Gran Reto.

La acción se ha planteado como un gran desafío conjunto, inspirado en una premisa: “los retos que parecen más complicados sólo pueden ser superados con la unión de esfuerzo y trabajo en equipo”.

Quienes se han puesto en movimiento han sido los propios trabajadores de la cadena de tiendas. El objetivo propuesto ha sido dar la vuelta al mundo entre todos. Dispusieron de dos meses para recorrer 40.000 kilómetros y han gozado de un sinfín de alicientes y herramientas con los que animarse a participar.

Para unirse al reto, los empleados debían ponerse la camiseta, registrarse y sincronizar su app deportiva mediante la cual sumar kilómetros. Valía cualquier distancia que recorrieran, a pie, en bicicleta o corriendo. Por cada registro se donaría un euro a la fundación contra la leucemia Josep Carreras.

La acción incluía el desarrollo de un microsite desde el que ir siguiendo el cuentakilómetros, compartir sus inquietudes y motivos para correr, o retar a otros departamentos de la empresa. Además, pudieron acceder a consejos para el entrenamiento y vídeos inspiracionales con la colaboración del ‘youtuber’ Valentí Sanjuan y la marca de ‘running’ Where Is The Limit.

La campaña culminó con la celebración de la convención interna de Phone House, en la que se desvelaría si se había superado el reto. El evento, presentado por el exbaloncestista Juanma Iturriaga, fue completo con espacios de marcas, karaoke, discursos de motivación a cargo de Josef Afram y Víctor Tasende, y tuvo el colofón en una fiesta en una discoteca de Madrid.

Finalmente, los empleados lograron superar el reto, al alcanzar la meta de los 40.000 kilómetros, y la empresa dobló el dinero aportado a la Fundación Josep Carreras. Midiendo el resultado por la implicación del equipo, la acción también resultó ser un éxito: el 80% de los trabajadores de Phone House, más de 1.500 personas, participaron en el Gran Reto.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.