Valdelinares ya tiene su Škoda

Los vecinos de este pueblo de montaña ya disfrutan del vehículo cedido por la marca tras participar en su campaña

Valdelinares ya tiene su Škoda


Valdelinares es un pueblo de 70 habitantes de la provincia de Teruel, que tiene la particularidad de ser el municipio a más altitud de España. Recientemente conocimos gracias a una campaña de Škoda ideada por Proximity Barcelona el drama hivernal que sus vecinos soportan con estoicismo, quedar aislados largos días por la nieve. Pero ahora nos cuentan una preocupación más acuciante: la falta de niños está a punto de dejarles sin escuela.

Para aumentar el censo de menores y alcanzar el cupo mínimo, han invitado a que una familia se instale a vivir allí. La localidad les ofrece casa y un puesto de trabajo como chófer y auxiliar para los quehaceres de los demás vecinos. Los requisitos son tener una prole con la que garantizar que no falte la actividad en el colegio, llevar bien los rigores del invierno en alta montaña y saber conducir.

El carnet es imprescindible porque el puesto de trabajo está asociado a un vehículo Škoda, que el pueblo consiguió en la primera fase de esta campaña. En la anterior acción, el servicio posventa de Škoda se convirtió en el aliado de los valdelinarenses. Presentando las revisiones y adaptaciones para el invierno disponibles en los talleres de la marca, una promoción permitiría al pueblo conseguir un Škoda Scout 4×4.

Para ello debían alcanzar un millón de impactos de su spot en Internet y en las redes sociales. Con esa cifra prácticamente alcanzada, el fabricante ha entregado ya el vehículo que facilitará la vida de los habitantes de esa localidad o, como los ha bautizado la marca, “Los Guardianes del Invierno”.

La campaña se pensó inicialmente sólo para el entorno online pero la historia de Valdelinares ha llegado también a la televisión durante este mes de febrero. Igualmente, se ha creado un documental en el que se explica la gesta de los habitantes del pueblo más alto de España para salvar el futuro de su escuela con la ayuda de Škoda, demostrando así “que una marca de coches también puede ser una ‘human brand’”, tal como ha apuntado la agencia.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.