La etiqueta del Sueldo Nescafé, mi tesoro

La campaña de McCann para la promoción del Sueldo Nescafé apunta con humor a la pugna por hacerse con etiquetas para participar

La etiqueta del Sueldo Nescafé, mi tesoro


Ni la mirada amorosa de nuestra pareja, ni las palabras cariñosas de nuestra abuela, nos deben enternecer para que les cedamos nuestras etiquetas de los botes de Nescafé. Cualquiera de ellas nos podría hacer ganar su “Sueldo para toda la vida”, como nos recuerda la campaña que ha puesto en marcha McCann Barcelona para la marca de Nestlé.

El café lo comparto pero el tarro es mío, viene a decir la acción a través de una serie de spots en los que vemos a parejas y nietos que ponen límites a la generosidad familiar cuando se trata de ceder y entregar las etiquetas del café. Se han ideado dos spots de 20” para televisión, grabados por Paco Caballero y Ovideo, y por primera vez, cinco piezas más para su difusión en Youtube, que amplían en un tono humorístico la idea de que debemos cuidarnos mucho de regalar las etiquetas porque el Sueldo Nescafé podría expenderse a nuestro nombre, y al de ningún otro.

El “Sueldo para toda la vida” de Nescafé es una longeva promoción que ya celebra sus 30 años en funcionamiento. Desde 1985 se ha convertido en el sorteo más reconocido y notorio de España.

La campaña busca incidir especialmente en el target juvenil y en sus hábitos específicos de consumo mediático. Por eso, a lo largo del año se desarrollará intensamente en redes sociales, con los mencionados clips extendidos, así como con la difusión de imágenes, publicaciones humorísticas y concursos.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.