Especial Elecciones Andalucía 2015

Aquí están todos los spots electorales, los preelectorales y los virales de la campaña para las elecciones andaluzas del 22 de marzo

Especial Elecciones Andalucía 2015


“Menuda campaña que te espera, bonita”, le espetó la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a la aún presidenta de Andalucía, Susana Díaz, durante un acto político el 10 de marzo. Al final no ha sido tan fiero el león, pero todo lo que ha sido, en lo que respecta a la propaganda televisiva, se lo mostramos ahora en TV Anuncios.

Vea también el Especial Elecciones Andalucía 2012.

Las elecciones andaluzas han transcurrido marcadas por la sensación de desubicación (los comicios estaban previstos para el 2016 pero el gobierno autonómico decidió adelantar la fecha por razones estratégicas) y por ser sólo un capítulo, el primero, en la epopeya electoral que se desarrollará en España a lo largo de 2015, con municipales, autonómicas y generales en sucesivas fechas, y la irrupción de nuevos partidos con posibilidad de quebrar la hegemonía de los dos principales, el Popular y el Socialista, algo inédito en toda la democracia.

El Partido Socialista no ha perdido mucho tiempo en explicar los motivos del adelanto electoral anunciado por la Junta. Su principal spot muestra a la candidata Susana Díaz rodeada de ciudadanos, transmitiendo un mensaje de confianza y pidiendo el voto para dar “ese salto adelante que mereces”.

Previamente, el PSOE había difundido en Internet un vídeo glosando los logros del gobierno en el año que llevaba Díaz ejerciendo de presidenta autonómica (accedió al cargo ya empezada la legislatura, al dimitir su predecesor José Antonio Griñán).

Su principal oponente, el Partido Popular, ha mostrado mayor actividad en las redes lanzando numerosos vídeos que abundan en la crítica al gobierno: recalcando el tiempo (1, 2) que lleva Andalucía sin vivir una alternancia política y dando voz (1, 2) a ciudadanos que sufren los problemas económicos y de la gestión de la Junta.

Esa idea de conectar con la ciudadanía se hace más evidente en los spots televisivos del PP (1, 2, 3, 4). En ellos, una reportera encuesta a gente de la calle, recogiendo las reclamaciones de distintos colectivos. El concepto queda resumido en el eslogan de campaña “Contigo por Andalucía”.

Mientras, el tercer partido con representación parlamentaria en la última legislatura, Izquierda Unida, puso en marcha la producción más ambiciosa, con el evocador spot “Construir la luz”. Su mensaje buscaba diferenciarse de las muchas alternativas que propugnan el cambio sin más, posicionándose como la oferta para la transformación más profunda de la región. De ahí su eslogan, “Transformar Andalucía”.


No hay enemigo pequeño

El interés de estas elecciones no sólo se mide por el gran peso económico y demográfico de Andalucía en España, también porque serán el primer test para medir qué capacidad tienen dos recién llegados a la política nacional para romper el bipartidismo de PP y PSOE: Podemos y Ciudadanos.

Los otros candidatos con alguna mínima opción a entrar en el Parlamento andaluz son Unión Progreso y Democracia (“Levanta Andalucía”), cuyo líder Martín de la Herrán protagoniza el spot electoral destacando cómo él es el único que puede exhibir distintos logros en la lucha contra la corrupción; y el Partido Andalucista (“Defiende Andalucía”), que en la campaña ha enfatizado sus tres propuestas: una renta social básica, una ley de transparencia y medidas de apoyo a autónomos, emprendedores y cooperativas.

Entre las formaciones más modestas, sólo Vox aprovechó la propaganda para lanzar su mensaje de manera notoria (aunque no original): su vídeo “Andalucía 2018” augurando la islamización de Andalucía se convirtió en uno de los más comentados de la campaña.


Conozca al candidato

Con el fin de mejorar el reconocimiento de sus candidatos entre los electores y humanizar su perfil público, algunos partidos han difundido vídeos que trazan la vida y logros de esos líderes. Por ejemplo, el PP y Moreno Bonilla, de quien lo ignoto de su identidad había sido objeto de numerosas bromas. En su perfil biográfico, “Somos lo que somos”, la familia del candidato explica que “es una persona humilde y trabajadora, que quiere lo mejor para su tierra”.

Por su parte, Izquierda Unida recopiló el testimonio de personas que conocen a Antonio Maillo para presentarnos su talante. Siendo profesor de educación secundaria, en el vídeo aparecen compañeros y exalumnos que amplían el titular #MailloEs.

Otros, en el apuro de dar a conocer su propuesta, debieron elegir: o promocionar un candidato desconocido o priorizar el buen nombre del partido. Es el caso de Ciudadanos y uno de sus vídeos, que encabeza el líder nacional Albert Rivera y no el candidato autonómico Juan Marín.


Apelando al voto exterior

Emigrantes, expatriados, exiliados… No importa cómo se les denomine, la gran cantidad de españoles que por la crisis se han visto obligados a dejar su tierra para buscar un futuro se ha convertido en un colectivo que los partidos tienen en cuenta, especialmente aquellos de izquierdas ya que asumen que serán más críticos y más activos ante las políticas que les han hecho movilizarse al exterior.

En esta campaña hemos visto a varias formaciones dirigiéndose a los 240.000 andaluces residentes en el exterior para pedirles su voto: el Área Joven de Izquierda Unida lanzó una acción bajo la etiqueta #volverconiu (que en un doble sentido apelaba a los votantes que estuvieran pensando en pasarse a otros partidos); Podemos difundió un vídeo con personas rellenando sus papeletas para el voto por correo (“Tu voto también cuenta”); e incluso el partido en el poder, el PSOE, lanzó un mensaje de su candidata en el que remarcaba la acción social, para distinguir su gobierno del de Mariano Rajoy, y anunció un plan para repatriar el talento de los jóvenes emigrados.


Una campaña anodina en televisión



En los debates televisados, en las tertulias mediáticas, en los mítines, en las calles… La campaña se habrá desarrollado en muchos sitios pero por los espacios de propaganda televisiva ha pasado sin pena ni gloria: los vídeos electorales han repetido los tópicos más manidos, con apenas lugar para la creatividad.

No olvidamos que la publicidad política en televisión está muy restringida, lo cual frena bastante el interés de los partidos por dedicar recursos a ella. Pero, ¿y en Internet? Muchos partidos se vanaglorian de su estrategia en redes sociales (“pionera” la del PP, “muy activa en Twitter” y con la herramienta Os Oigo el Partido Andalucista, según señalan fuentes de ambos partidos a TV Anuncios).

Pero lo cierto es que ni siquiera destacan los vídeos para la Red, salvo escasas excepciones. Peor aún, varios partidos repiten un factor común: lanzan vídeos de animaciones o hechos a partir de una mano que traza dibujos. La idea de poner una cámara sobre la mesa del dibujante pudo tener su gracia hace cinco años, pero cuando en la misma campaña la recicla el PSOE para explicar sus propuestas, Ciudadanos para decir que son la tercera vía, el PP recordándonos las corruptelas de los ERE y Vox actualizando su historieta sobre el partido irreductible ante los nacionalismos… quizás haya llegado el momento de buscar otro recurso gráfico barato-pero-resultón.

Si tomamos la difusión de los vídeos electorales como un indicador de la relevancia que han obtenido, todos los partidos suspenden: el único spot disfrutable visualmente y creativamente, el de Izquierda Unida, ha sumado 81.000 reproducciones en Youtube y 95.000 en Facebook, muy distanciado del del PACMA (80.000 reproducciones), los del PSOE (63.000 entre ambas redes sociales), el de Podemos (46.000 en Facebook), el de Ciudadanos (43.000 en Youtube), los del PP (7.000) y los del Partido Andalucista (3.000 ‘plays’ entre sus distintas versiones).

Un dato destacable: en la mayoría de los casos, los vídeos consiguen más difusión en Facebook que en Youtube, debido al carácter más viral de esta primera plataforma.

Acaso los partidos hayan obtenido más repercusión con los vídeos pensados específicamente para su difusión en Internet que los hechos para televisión. El primero de la lista es el de Vox y la falsa noticia de la mezquita de Córdoba musulmana (273.000 reproducciones), seguido de la grabación del mítin final de Podemos en Dos Hermanas (98.000), un discurso de Julio Anguita en otro acto de Izquierda Unida (76.000), un viral del PP criticando el escándalo de los ERE (46.000) y otro en el que los dirigentes de UPYD reparten sobres a gogó a los transeúntes sevillanos (40.000 reproducciones).

Las cifras resultan incluso más ridículas si tomamos en cuenta el universo al que iban dirigidos los vídeos: con casi 9 millones de habitantes, en Andalucía estaban convocados a las urnas este 22-M 6,5 millones de votantes. Ellos decidirán a los verdaderos vencedores.

Nos vemos en la próxima parada de este ciclo electoral: las municipales y autonómicas del 24 de mayo.



Bookmark and Share



Etiquetas:
,


La sección de comentarios está cerrada.