Donostia es convivir y capital de la cultura

San Sebastián ha sido designada Capital de la Cultura Europea en 2016 y su campaña de comunicación la ha desarrollado Dimensión

Donostia es convivir y capital de la cultura


El día que los extraterrestres vengan a investigar a la Tierra, se guiarán por ese aspecto que les hará ver que los humanos somos un animal distinto a los demás: la cultura. En 2016, lo que nos hace personas tendrá un destino destacado, San Sebastián. La ciudad vasca va a ser la Capital de la Cultura Europea 2016 y su campaña de comunicación la ha desarrollado Dimensión.

Bajo el título de “Convivir”, la campaña de imagen da a conocer el posicionamiento y la esencia del proyecto, teniendo como público principal a la población donostiarra. El tagline “Cultura para convivir” verbaliza dicho enfoque a partir de la idea de poner en valor el papel de la cultura como herramienta para entenderse mejor entre diferentes en una época de cambios, incertidumbres y constantes problemas de convivencia.

La campaña transmite un espíritu inclusivo, por ejemplo con la enumeración de caracteres y situaciones en las que se implantará el programa cultural del evento. Serán 12 meses “para divertirse” y “para participar”, tal como destaca el spot para Internet en el que se resumen las propuestas que podrán disfrutarse el año próximo en Donostia.

La ciudad, después de 7 años de preparación, se convertirá en espacio en el que “la propia ciudadanía sea capaz de construir una convivencia mejor, basada en el respeto, la diversidad, la solidaridad, la empatía y el conocimiento mutuo”, explica la agencia en una nota de prensa. De convivencia habla esta campaña “que afronta el reto de traducir un proyecto de gran complejidad conceptual a un lenguaje sencillo y fácil de decodificar por la ciudadanía”.

En consecuencia, la acción se desarrolla con piezas de fuerza visual que evocan el planteamiento artístico de la cita, identificando claramente San Sebastián 2016 como proyecto cultural y que la destaquen por comparación.

La campaña tiene un mes de duración y se ha dividido en dos fases de 15 días. En ambas fases se juega con la intersección como metáfora de la convivencia.

En la primera fase se comunica el posicionamiento a través de un relato que recoge la esencia del proyecto y, a nivel visual, de forma más conceptual, un “back to the basics” con figuras geométricas como código.

En la segunda fase podemos observar una evolución de la creatividad, que sigue construyendo sobre el mismo concepto y sigue utilizando la metáfora de la intersección, pero esta vez con personas como protagonistas y con el claim “Convivir/Vivircon”.

A nivel de medios, en la primera fase se han utilizado soportes offline (prensa, radio, audiovisual) y online (banners) para redirigir el tráfico a una landing que recoge ese relato de San Sebastián 2016. Mientras que, en la segunda fase, se ha llevado la campaña a la calle con marquesinas y banderolas, además de utilizar prensa, radio y banners.


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.