Especial Elecciones Generales 2016

Recopilamos todos los spots televisivos de la campaña electoral del 26 de junio y un informe con los vídeos más exitosos en Internet

Especial Elecciones Generales 2016


Elecciones bis. Los españoles fueron convocados a las urnas apenas seis meses después de la anterior cita electoral, ya que los grupos del Congreso fracasaron en formar gobierno.

Hay una razón: el Parlamento resultante de las elecciones del 20-D estuvo más fragmentado que nunca en nuestra democracia moderna. La amenaza del fin del bipartidismo, tan augurada en los últimos cinco años, se hizo realidad. Y encontró desentrenados en el pacto a los partidos nuevos y viejos.

Por eso, en la siguiente campaña electoral muchos de los mensajes han girado alrededor de las matemáticas para lograr la mayoría: con recriminaciones a los oponentes que imposibilitaron un gobierno, con avisos de las posibles alianzas futuras…

Los nuevos comicios han dejado un panorama similar. El Partido Popular ha sido el más votado y ha subido a 137 escaños; se han disputado la segunda plaza el Partido Socialista (baja a 85) y Unidos Podemos (baja a 71); a continuación aparecen Ciudadanos (baja a 32), Esquerra Republicana de Catalunya (9), Convergència Democràtica de Catalunya (8), el Partido Nacionalista Vasco (baja a 5), Euskal Herria Bildu (2) y Coalición Canaria (1).

Tampoco la creatividad ha dado grandes sobresaltos, con una comunicación más hecha para salir del paso que para enfrentarse de veras a una cita tan importante. A menudo, en un tono más agrio que hace 6 meses o contraatacando el discurso de los rivales. Incluso hemos visto el reciclaje de algunos spots (por ejemplo “Números” y “Pídenos” del PP) y de eslóganes (el PNV repitió “Euskadi es lo que importa”) que ya se habían usado en diciembre pasado.


Vea el análisis de reproducciones de los vídeos de esta campaña en Internet, descargando el informe aquí.

Y vea también nuestros anteriores Especiales Electorales:

Especial Elecciones Generales 2015
Especial Elecciones Cataluña 2015
Especial Elecciones Autonómicas 2015
Especial Elecciones Municipales 2015
Especial Elecciones Andalucía 2015
Especial Elecciones Europeas 2014
Especial Análisis de la Propaganda en Internet
Especial Elecciones Cataluña 2012
Especial Elecciones Euskadi y Galicia 2012
Especial Elecciones Andalucía y Asturias 2012
Especial Elecciones Generales 2011
Especial Elecciones Municipales y Autonómicas 2011
Especial Elecciones Cataluña 2010



A favor, un sí por el cambio, la sonrisa de un país, tiempo de cambio

Los lemas evidencian la desgana y falta de originalidad de la campaña. El tan manido argumento del cambio llegó a niveles de abuso: “Tiempo de acuerdo, tiempo de cambio” (Ciudadanos), “Guanyem el canvi” (En Comú Podem), “L’únic canvi possible” (ERC)…

Pese a que eran unas elecciones generales y no un referéndum, las dos fuerzas principales se lo tomaron como si así fuera, a la luz de sus eslóganes, y con la perturbación añadida de que esas frases expresaban la realidad al revés. El PP usó “A favor”, sin poder ocultar que en la legislatura anterior había tenido a todos los demás partidos en contra. Y el PSOE proclamó “Un sí por el cambio”, cuando Pedro Sánchez ya se estaba haciendo famoso por su “no es que no” (para más inri, en un spot para Internet salía una videobloguera diciendo mil veces no; el título era sangrante: “Aclarando las cosas”).

Por su parte, la unión de Podemos e Izquierda Unida lanzó su candidatura con “La sonrisa de un país”, una metáfora tan sosa que por no tener no tenía ni verbo. Buscaba transmitir la ilusión de sus votantes por la expectativa que las encuestas (después fallidas) daban a la coalición y oponer a sus sonrientes candidatos frente a la antipatía de los rivales; pero que acabó siendo pasto de parodias; por ejemplo, el spot “Sonrisas” del PP ironizaba que lo importante es gestionar bien la economía, y no tanto los rictus faciales.

Ciudadanos se presentó con el lema “Tiempo de acuerdo, tiempo de cambio. Abandonó los sentimentalismos del 20-D y fue a lo práctico, a ofrecerse como solución a lo que había liquidado la anterior legislatura (llegar a pactos para lograr un gobierno). Una estrategia que en las urnas le fue regular.

Y entre los partidos nacionalistas, los eslóganes repetían esa idea recurrente de que hay que votarles porque defenderán mejor en Madrid los intereses de su región: “Molt X defensar” (“Mucho que defender”, de Convergència), “Sí nos representa” (Coalición Canaria), “Para ter voz propia” (Nós-Candidatura Galega) y “A la valenciana” (que señalaba que la coalición Compromís-Podemos-Esquerra Unida y su exitosa política de pactos de izquierda en la Comunidad podía inspirar las negociaciones en el Congreso).


Una campaña sin florituras pero con flores

Pocos hitos dejan las estrategias creativas que los partidos han desarrollado durante esta campaña.

La del PP volvió a ocultar a su candidato, aunque en Internet Mariano Rajoy se prodigó en vídeos que destacaban su afición atlética: recorría España a paso ligero, una analogía de cómo estaba conduciendo desde la Moncloa la recuperación económica del país.

Uno de los vídeos remarcables fue “Gatos” en el que una chica va a comprar comida para sus 122 mininos. La no-amante-felina-pero-odiadora-de-perros nos recuerda que hay que votar para defender una ideología, no dejándose llevar por las fobias. 122 es una cifra muy parecida al número de escaños que el PP tenía hasta entonces, lo que complicaba y hacía confuso el mensaje.

Hablando de metáforas abstrusas, la campaña del PSOE tuvo las flores como claim visual. No solo rosas, sino ramos de todas las flores, porque había que estar abierto a un ‘bouquet’ de pactos en el Parlamento.

Algo en lo que todos los partidos coincidieron fue en repartir palos por la legislatura frustrada. El PSOE culpó a Podemos de que no se llegara a un Gobierno, Podemos criticó al PP por instigar la desafección ciudadana hacia la política, el PP le dijo a Ciudadanos que el voto útil eran ellos, y Ciudadanos se rió de Podemos caricaturizando a Pablo Iglesias como un vago utópico trasnochado.

Por último, la obsesión por los escaños, común a todos los partidos, la expresó Unidos Podemos en su spot “Sillones”. En él, el candidato repasa toda clase de posaderas en las que descansar las ídem, aquellas de las que emana el poder y aquellas otras de la gente sencilla.


Los vídeos de campaña en Internet

En TV Anuncios hemos analizado la actividad de todas las listas en Youtube y Facebook y hemos calculado cuántas reproducciones han alcanzado sus vídeos de propaganda (spots y virales). En esta ocasión hemos excluido otros formatos, como los fragmentos de televisión o de mítines.

Las cifras que aportamos a continuación corresponden a la suma de plays en ambas plataformas, pero puede ver los datos desglosados y el listado completo de todos los spots de todas las formaciones, descargando el informe aquí.

La primera conclusión que podemos sacar es que el interés de los electores ha caído respecto de las elecciones de diciembre. En general las cifras de visionados y los valores máximos son inferiores comparándolos con el informe que elaboramos para el 20-D (disponible aquí).

Los vídeos obtienen más plays en Facebook que en Youtube, ya que la primera página es una red social. Las mejores cifras indican que un vídeo ha logrado convertirse en “viral”.

Por el contrario, si un vídeo obtiene buen resultado en Youtube, hasta superar el dato de Facebook, significa que ha tenido repercusión mediática, independientemente de su viralidad, porque las webs de noticias que no cuelgan una copia del vídeo en su propio servidor, insertan el de Youtube en sus páginas. Con excepciones: algún partido hizo eso mismo en la plataforma de Zuckerberg (publicar el enlace a su vídeo en Youtube, en lugar de subir una copia del vídeo a Facebook), afectando al resultado.

Como se puede ver, estas cifras no han guardado correlación con el que luego sería el resultado en las urnas.

En la clasificación global, el vídeo de campaña más visto en Internet estas elecciones ha sido “Héroes anónimos” de Ciudadanos, con 1.390.000 reproducciones. Parte del tópico de las tertulias políticas “de barra de bar” para presentar a su candidato como la opción razonable y moderada que mejor conecta con las necesidades de la gente.

Le sigue otro vídeo de Ciudadanos, “A partir de ahora” (1.078.000 reproducciones), que insiste en mostrar a Albert Rivera como un líder de consenso. Aunque no puede escapar a la idea de que el candidato es un personaje televisivo, ya que en el spot su imagen aparece proyectada por las calles de la ciudad en pantallas de toda clase. El vídeo tiene la originalidad de que el discurso se ha editado para provocar un efecto rítmico entre la música y la voz (por suerte, sin llegar al extremo del autotune).

Ningún otro vídeo alcanzó el millón de reproducciones. Los que más se acercaron fueron tres de Unidos Podemos: “Volver a sonreír” (900.000), “Hablemos de sillones” (806.000) y “Tablas” (719.000).

Por parte del PSOE los mejores datos los ofrece un vídeo preelectoral, “El verano tiene momentos insuperables” (347.000) y el spot de campaña (publicado con 3 versiones que suman 275.000 visionados).

Los del PP que obtuvieron más repercusión fueron “Gatos” (229.000 reproducciones) y “Sonrisas” (197.000). Ambos compartían ese tono socarrón y humorístico, marca de la casa de Shackleton, que ha sido la agencia de publicidad del partido en esta y la anterior campañas.

Entre los partidos sin representación parlamentaria, los mayores fenómenos en las redes los protagonizaron Vox (con el anuncio “Un nuevo comienzo” de tono épico y un eslogan copiado a Donald Trump) y el PACMA Partido Animalista contra el Maltrato Animal (el spot “Su voz, tu voto” es el mismo que usaron en las elecciones autonómicas de 2015, obtuvo ahora 767.000 reproducciones).


Bookmark and Share



La sección de comentarios está cerrada.